Traductor

Buscar este blog

Sígueme

twitter facebook linkedin googleplus youtube pinterest

30 junio, 2012

Marguerite Duras

por Ana Alejandre

Margarite Duras
Marguerite Duras, novelista, dramaturga directora y guionista de cine, nació en Saigon (en la actualidad se llama Ciudad Ho Chi Minh), el 4 de abril de 1914. Vivió en la Indochina francesa durante su infancia y adolescencia, lo que le produjó una huella imborrable por  las vivencias que tuvo en dicho país y que le inspiraron muchas de sus obras más notables.

En 1943 cambió su nombre por el que todos la conocemos, Marguerite Duras, inspirada en el nombre  de una localidad de Lot-et-Garonne, villa en la que se encontraba la casa familiar.

Se traslada a Francia en 1932 y en ese país estudió las carreras de Derecho, Matemáticas y Ciencias Políticas y trabajó como secretaria en el Ministerio de las Colonias desde 1935 a 1941.

Contrajo matrimonio en 1939 con Robert Antelme y de cuya unión nació un hijo que murió en 1942. Conoció a Dionys Mascolo en ese mismo año, hombre que sería su amante después y con el que participo en la Resistencia Francesa durante la II Guerra Mundial en un grupo que cayó en una emboscada por parte de los alemanes y de la cual Marguerite pudo escapar, siendo ayudada por François Miterrand, quien sería el famoso político décadas después. Su marido, Robert Antelme fue apresado en dicha emboscada y enviado a prisión, el 1 de julio de 1944, y enviado al campo de concentración de Dachau. Cuando fue liberado, en 1945, y regresa a su hogar, por las graves circunstancias de salud en las que vuelve, Marguerite decide quedarse con él para cuidarle, a pesar de su deseo de divorciarse, hecho dramático que sirve de trama en su novela El dolor (La doleur), a pesar de que hay ciertas dudas sobre la exactitud de lo que relata en dicha obra. Al fin, se divorcian en 1946.

            Publica su primera novela en 1943, Los imprudentes (Les imprudents) y, al año siguiente, La vida tranquila (La vie tranquile), obras que  en las que son evidentes las influencias narrativas sajonas que después se decantarían hacia las del nouveau roman en sus obras posteriores.

Margarite Duras en su mesa de trabajo
            La fama, sin embargo, no le llegaría hasta la publicación de su novela de inspiración autobiográfica Un dique contra el pacífico (Un barrage contre le Pacifique), publicada en 1950, fama que le sería refrendada con el Premio Goncourt que le concedieron en 1984 con su famosísima novela El amante, del mismo año, también con tintes autobiográficos,y obra que fue conocida mundialmente y tuvo una tirada de más de tres millones de ejemplares y traducida a más de cuarenta idiomas.

Otras obras posteriores fueron  los títulos Moderato cantabile (1958), Los viaductos del Sena y Oise (Les Viaducs de la Seine et Oise), de 1959;  Hiroshima, amor mío (Hiroshima mon amour), 1960, novela esta última de la que escribió el guión de la película inspirada en dicha obra y dirigida por Alain Resnais;  El mediodía de M. Andesmas) (L'après-midi de M. Andesmas), (1960), entre otras.  Además dirigió ella misma otras películas como son los títulos  India song  y Los niños, entre otras, cuya relación de filmografía se puede encontrar en otro apartado más abajo.

Otra imagen de Margarite Duras
            Duras tuvo una vida tormentosa y novelesca. En toda su obra se advierten sus temas que son el motivo central de su narrativa: la destrucción, el amor, la soledad,  la alienación, el desamor y el paso del tiempo. Por ello, en la obra de esta escritora se puede encontrar continuamente como telón de fondo siempre historias de personajes atormentados por la búsqueda del amor, por la huida de la soledad, pero también el deseo se encuentra presente, tanto el sexual como el propio deseo vital e irrefrenable de encontrar un lugar en el mundo y la propia identidad. Todo esto va siendo  narrado a través de las palabras, pero también del silencio, porque en esa oquedad  sonora que representa el silencio, está implícito el significado oculto de las propias palabras que encuentran en el silencio su contrapunto perfecto  que hace que el significado de aquellas sea mucho más definitorio, mucho más evidente y clarificador.

            Entre los personajes principales en la obra de Marguerite duras está uno muy importante e ineludble en el universo literario de esta escritora: su propia madre, la que le marcó profundamente con su falta de amor. DSu influencia la convirtió a  ella, la escritora, en un personaje basculante entre la necesidad afectiva y las que el cuerpo le dictaban. Apasionada e imprevisible como fue Marguerite, por influencia de su madre  que conforma de una manera altamente expresiva el mapa literario, mental y sentimental de su hija.

Marguerite duras en los últimos años de su vida.
            Marguerite Duras fue siempre una escritora y un personaje controvertido que gozaba igualmente de las simpatías y admiración de muchos, como del rechazo de otros. Su carácter no tenía términos medios, sino que parecía estar cincelado con rasgos tan definidos como contradictorios: apasionada, dulce, irritable y explosiva; genial y a ratos narcisista y caprichosa. Ella decía de sí misma, como  la mejor y más concisa definición en la que entraban y explicaba todas sus propias contradicciones: "Yo soy una escritora, no vale la pena decir nada más".

            Reivindicaba la escritura como forma de exorcizar a los propios demonios interiores y para hacer más soportable la realidad y esta reivindicación la expresaba diciendo:” Escribir, escribir a pesar de todo, a pesar de la desesperación”. Además, ella sabía y aceptaba que la propia escritura y la obra consiguiente nunca podría expresar con total exactitud lo que el escritor quiere decir y poder reflejar así su propio imaginario que se expresa a través de la creación. La búsqueda de la palabra exacta, de la expresión justa se convierte así en prioritario para ella, quien compara a la escritura al amor, y a ambos los considera como una “prueba", término usado constantemente por esta escritora, al aceptar de antemano que la expresión escrita y la amorosa nunca podrán alcanzar la definición exacta  de lo creado por el escritor o de la propia intensidad de la pasión amorosa. Así afirma esta escritora: "Escribir es tratar de saber lo que uno escribiría si uno escribiera". Con esta frase reafirma su idea de que la escritura es una” prueba”, es decir, un ensayo sobre algo ideal, sea la obra literaria o el amor, lo que nunca se llega a expresar debidamente.

            Toda ese deseo de expresión máxima produce en ella casi un intento inconsciente de llegar a la catarsis a través de la escritura. Por ello, su obra siempre se centra en la arquitectura literaria que parte del núcleo central de una explosión central, es decir un momento inicial en el que se desencadenan los hechos que destruyen el escenario vital y mental de sus protagonistas, y a través de esta explosión de violencia psicológica, se construye la parte discursiva de la obra que está construida siempre sobre los pilares que encarnan la muerte y el deseo, pero no se habla siempre de muerte física, sino de la muerte psicológica o emocional. Y lo expresa con una escueta frase: ““Destruir”, pero esa destrucción es la que permite que de lo destruido nazca un orden nuevo, una realidad distinta, en diferentes matices y variaciones que construyen otra realidad diferente asentada sobre las cenizas de la anterior. Eterno retorno, como el yin y el yan, es decir, los dos polos opuestos de la realidad, como son la destrucción y el nacimiento posterior  de otra realidad distinta, ciclos que vuelven siempre, en ese eterno retorno del que nos habla la sabiduría milenaria oriental: amor y desamor, vida y muerte, control y desenfreno total., indiferencia y pasión

            A lo largo de su vida mantuvo amistad con intelectuales de su época, entre los que destacan Albert Camus, Paul Sartre, Simone de Beauvoir y un largo etcétera, aunque con muchos encuentros y desencuentros.

Duras militó en el Partido Comunista hasta su expulsión en 1955

Marguerite Duras en los últimos tiempos
 cuando ya le aquejaba la terrible enfermedad que padeció.
La  obra literaria  de esta autora  está formada por unas cuarenta novelas y una docena de piezas de teatro.

 Su  obra dramática fue reconocida en 1983 por la Academia Francesa con el  Gran Premio del Teatro.. Además de dicho galardón, recibió otros muchos premios literarios a lo largo de su vida.

            Falleció  el 3 de marzo de 1996, a causa de un cáncer de garganta. Está enterrada en el Cementerio de Montparnasse, en París

No hay comentarios: